Georges Louis Leclerc, Conde de Buffon

¿¿¿Qué es escribir bien???

Escribir bien es a la vez pensar bien, sentir bien… y transmitir! Por lo tanto, es tener a la vez, espíritu, alma y… algo de buen gusto!!! La Cata requiere exactamente lo mismo… No se trata de la cata de artes marciales, de esta muerte en tres pasos de Kill Bill, sino de un arte más universal aún, esencial e intimo: sentir con los 5 sentidos… A lo que añadiría un sexto… La imaginación

¿Qué es catar?
Cualquiera que conozca un poco mi «peculiar» (que no «pésimo»!!!!!) sentido del humor responderá: «no es sólo un país!!!!»
La cata es un momento en el que todo nuestro ser está volcado en el aquí y el ahora. Se habla mucho de mindfulness, de estos momentos de presencia, pero la gastronomía, el vino y los destilados ofrecen esta presencia y conexión con la vida, más allá de toda filosofía.

Destilar y envejecer son la forma que tiene el ser humano de mejorar la Naturaleza y de usar a su favor todo lo que el universo de aromas nos puede ofrecer.
Esto da sentido y esencia a nuestros momentos…
Entonces, procuraremos compartir en este blog varios mundos: el del art de vivre, el del ser… (y estar!), y el del descubrimiento (aunque sea de [email protected] [email protected]).

«Bien écrire, c’est tout à la fois bien penser, bien sentir et bien rendre ; c’est avoir en même temps de l’esprit, de lâme et du goût ; le style suppose la réunion et l’exercice de toutes les facultés intellectuelles ; les idées seules forment le fond du style, l’harmonie des paroles n’en est que l’accessoire, et ne dépend que de la sensibilité des organes.«

« Escribir bien, es a la vez pensar bien, sentir bien y transmitir: es tener a la vez espíritu, alma y buen gusto; el estilo supone la reunión y el ejercicio de todas la facultades intelectuales; sólo las ideas forma el fondo del estilo, la armonía de las palabras solo es un accesorio, y no depende de la sensibilidad de los órganos ».
Ésta es una reflexión de Georges Louis Leclerc, Conde de Buffon, expresado en su discurso sobre Estilo, que pronunció el día de su recepción en la Academia Francesa de las Letras, el 25 de agosto de 1753. 

Si esta frase tiene ya casi tres siglos, no ha cogido ni una mota de polvo, ni una arruga (de expresión quizás??…).
Y sigue teniendo mucha actualidad.
Por ello, invoco como padrino espiritual al autor de estas líneas, que fue naturalista, botánico, matemático, biólogo, cosmólogo y escritor; Buffon, gabacho como yo, tuvo la osadía de compendiar en 44 volúmenes toda la Historia Natural de su época… una vasta tarea anterior a los Enciclopedistas. No pretendo tanto… Pero es cierto que los francesitos somos osados: uno por ejemplo, bajito y con mala leche (que no nació francés por cierto sino Corso), de nombre Napoléon y de apellido Bonaparte (confieso que soy más bonapartista que napoleónico) lo resumía así: «Oser, Vouloir, c’est le secret du Pouvoir».

«Atreverse, Querer es el secreto del Poder».

Entonces permíteme estimada lectora, preciado lector, que me atreva…

Suscribete al blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.